Chaperos de Madrid

Consejos para tener una buena experiencia con un chapero de Madrid

Los servicios sexuales se han diversificado para complacer a todos los gustos sin importar preferencias, ya sean heterosexuales, homosexuales o bisexuales. Cada vez más hombres gais contratan a chaperos en Madrid con la finalidad de pasar gratos momentos de placer en manos de estos profesionales del sexo.

Cuerpos definidos, rostros agraciados e inteligencia caracterizan la oferta de hombres que venden su cuerpo a otros caballeros. Están capacitados no solo para brindar orgasmos, sino también para ofrecer compañía calificada.

Contratar a un chapero puede hacerse en un momento específico, como una manera de relajarse y liberar el estrés durante unas horas de diversión, o puede repetirse varias veces hasta construir una relación mutuamente beneficiosa. Tú decides lo que quieres, a fin de cuentas eres el cliente.

Cómo contratar a un chapero de Madrid

La única manera de garantizar una excelente experiencia con un chapero en Madrid, o en cualquier parte de España, es tomando en cuenta una serie de aspectos antes de escoger a un acompañante específico.

Algunos clientes mantienen en secreto sus preferencias sexuales y tienen miedo de ser descubiertos, pero los chaperos se manejan confidencialmente y respetan la intimidad de los demás. Así que no hay nada que temer.

Presta atención a los siguientes consejos antes de contratar a un chapero en Madrid:

Aclara lo que quieres

El primer paso consiste en tener una buena idea de lo que quieres; es decir, definir la experiencia perfecta según tus gustos. Eres tú quien decide el tipo de chapero que quieres conocer y su aspecto físico.

También resulta indispensable saber cuánto tiempo quieres pasar con él y lo que quieres hacer, ya sea un encuentro sexual o no sexual. ¿Estás buscando una reunión casual o esperas conseguir un chico para establecer una relación comercial más duradera? Al tener claros estos puntos, podrás avanzar.

Busca al chapero en diferentes canales

El acompañante sexual apropiado está en una agencia de acompañantes, pero también se consigue en redes sociales y aplicaciones para encuentros. Durante la búsqueda debes asegurarte de que te ofrecen todo lo que quieres en la experiencia.

Es importante que compruebes su ubicación y la tarifa para que se adapte a tu presupuesto. Aclara tantos detalles como sea posible para acelerar el proceso y que no sea una pérdida de tiempo.

Aquellos clientes que se enteran de los puntos básicos tienen más probabilidades de concretar un encuentro con el chapero en Madrid. De lo contrario no se podrá avanzar.

Realiza la llamada para concretar

Cuando hayas hecho las preguntas pertinentes y estés seguro de que conseguiste el chapero ideal de acuerdo con tus gustos, haz la llamada para concretar el encuentro.

Aprovecha la oportunidad para profundizar la investigación sobre él y dejar bien claro que el acompañante está dispuesto a satisfacer los deseos sexuales que tienes en mente. Insistimos en que hables claro desde el principio para que después no vaya a haber sorpresas desagradables.

Muéstrate abierto y cordial

Recuerda que tu llamada no será la única que recibirá el chapero en el día, pues estos profesionales están acostumbrados a recibir decenas de llamadas de clientes interesados. No obstante, la mayoría no avanza porque las personas no averiguan los datos básicos del chapero antes de contactarlo.

En la medida que el acompañante sepa lo que deseas, tu ubicación, la forma de contacto y el tiempo que quieres para el encuentro, habrá más probabilidades de que te tome en serio y acceda a darte el sexo que buscas.

Confirma antes de salir a la cita

Si logras programar una cita con un chapero en Madrid, procura confirmar que el encuentro sí se llevará a cabo. Es muy importante que confirmes las reservas en el restaurante, en caso de que vayan a comer antes, y en el hotel. Además de que avises antes de ir a buscar a tu acompañante para que todo esté organizado.

Si se toman estas previsiones, evitarás posibles confusiones que provoquen demoras y retrasen el comienzo de la diversión. ¿Acaso no quieres aprovechar cada minuto con el chico guapo que contrataste?

Asiste limpio y relajado

Es normal que te sientas nervioso, sobre todo si es la primera vez. Antes de llegar a la cita con el chapero en Madrid, trata de relajarte. ¿Piensas que estás en peligro? Cuéntale a un amigo lo que harás o deja datos del acompañante en un lugar seguro.

Además de tranquilo, debes ir totalmente aseado porque la mala higiene puede cancelar todos los planes. Cuando un cliente no está limpio, es probable que el acompañante se limite o decida no hacer nada, a pesar de que sea un profesional. Aplica el sentido común.

Pórtate amable y respetuoso

La amabilidad y el respeto son dos cualidades que los acompañantes profesionales apreciarán y tomarán en cuenta en caso de que quieras nuevos encuentros. Nadie querrá tener una cita con alguien despreciable, por más que esté pagando mucho dinero.

El chapero fue contratado para brindar un servicio, pero es una persona y la mayoría de los humanos responden a la amabilidad con amabilidad y la falta de respeto con falta de respeto.

Alguien que trata bien a otro, con respeto y amabilidad, tiene mayores probabilidades de hacerlo sentir a gusto y obtener recompensas que le agradarán. Por otro lado, un chapero insultado tendrá ganas de salir cuanto antes de ese lugar donde no lo aprecian.

Haz el pago

¿Entregar la tarifa primero o después del encuentro? Por lo general, se hace de forma adelantada para que el chapero se sienta seguro de que recibirá su pago y no será víctima de un engaño. Con dinero en mano, se concentrará solo en brindarte el placer sexual que deseas.

Si decides entregar el dinero después de la sesión de sexo para confirmar que se cumplen tus expectativas, entonces muestra a tu compañero que tienes el monto y que lo entregarás una vez estés satisfecho.

Disfruta el tiempo de diversión

En este punto del encuentro, tanto el cliente como el chapero saben cuáles son las condiciones y qué es lo que está dispuesto a hacer cada uno. Si le pediste que tomara el control y te sometiera, entonces deja que tu acompañante haga lo suyo.

Recuerda que estás contratando un chapero en Madrid para disfrutar y relajarte. Cuando creas que las cosas se están saliendo del control y que no te gusta lo que está pasando, dilo a tu compañero, quien lo entenderá y se adaptará a lo que disfrutas.

Su meta es darte diversión para que lo vuelvas a llamar. Por eso, mientras más tenga claro tus gustos y fantasías, más placer sentirás durante el sexo.

Termina el encuentro de forma cordial

Cuando haya acabado el momento de éxtasis, agradece al chapero por lo bien que te hizo sentir o hazle saber lo que no te gustó. ¿Quieres repetir en otra oportunidad? Entonces cuéntale tus intenciones y establezcan un contacto. Si te portaste bien, lo más probable es que vuelvan a verse.

¡Olvídate de los prejuicios sexuales y vive tu sexualidad a plenitud! No te sientas mal por contratar a un chapero en Madrid. Te sorprenderías de la cantidad de hombres que pagan a otros hombres a cambio de sexo cada día. A fin de cuentas, eres libre de hacer con tu cuerpo y con tu dinero lo que te haga feliz.

Comments

mood_bad
  • No comments yet.
  • chat
    Add a comment